El futuro de la dieta mediterránea: equilibrio entre alimentos de origen animal y vegetal